Paola Pozzi | Coaching Sistémico | liderazgo femenino, género, coaching, mujeres, empoderamiento femenino
igualdad en las empresas
5081
post-template-default,single,single-post,postid-5081,single-format-standard,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,wc-shortcodes-font-awesome-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
mujeres rompiendo estereotipos, género, esterotipos, mujeres trabajando, desafíos profesionales, coaching

Estereotipos de género. Enemigos invisibles de las mujeres

Estereotipos de género. Enemigos invisibles. Cómo reconocerlos y manejarlos

Los estereotipos de género son el conjunto de ideas preconcebidas utilizadas para explicar el comportamiento de varones y mujeres, generadas en torno a la idea a cerca de cómo deben comportarse y los papeles que deben desempeñar en el trabajo, la familia, el espacio público además de cómo deben relacionarse entre sí (wikipedia)

 


¿Qué son los estereotipos de género y cómo reconocerlos?

Los estereotipos de género tienen 4 características:

  1. Son persistentes. Porque evitan la sobrecarga cognitiva y son un atajo para interpretar la realidad. Nuestro cerebro quiere cosas sencillas que les permitan ahorrar tiempo y energía. Los estereotipo le ahorran a nuestro cerebro la necesidad de matizar, discernir y actuar con conciencia. La conciencia necesita reflexión, uno estereotipo no, solo una re-acción repetida en el tiempo.
  2. Tienen poder normativo. Aportan información sobre cómo debe ser la realidad. Crean expectativas, prescriben qué hacer y definen qué es lo que no se debe hacer (porqué está mal). Fortalecer el status quo. Los estereotipos de género se basan en la creencia de que los hombres y las mujeres tienen características distintas, además de las biológicas.
    A las mujeres se  les atribuyen características como : delicadeza, dulzura, altruismo, afectividad, mayor emotividad e interés en las gestiones de la esfera emocional y privada de la vida.  A Los hombres, por lo contrario, se les atribuyen  habilidades como operabilidad, fuerza, capacidad de actuar, asertividad, autoafirmación, competencia e interés en la esfera pública y social.
  3. Son camaleónicos. Persisten a lo largo del tiempo, porque al transformarse la sociedad ellos mismos se transforman, es decir, se adecuan a la nueva realidad y aparecen bajo nuevas formas, un ejemplo: el estereotipo de la perfecta ama de casa, que cocina y cuida de la casa y de los niños, se presenta hoy en día, en la forma de la mujer moderna que, además de cumplir con estos requisitos clásicos, también gana un salario y siempre aparenta treinta años.
  4. Son como los vampiros. Al igual que el conde Drácula, son afables y luego absorben toda nuestra energía. Pero como el famoso vampiro, una vez que salen a la luz, son pulverizados. Por eso es importante conocerlos.

 

Estereotipos de género profesionales

Enumero algunos de los estereotipos de género más difundidos entre las mujeres, en el ámbito profesional. Entre otros:

  • No me gusta competir, sobre todo con los hombres.
  • No hablo de mis éxitos con los jefes y con los colegas prefiero se enteren ellos mismos de mis éxitos.
  • Me cuesta decir que NO en el trabajo y en la vida privada.
  • Tiendo a no expresar mi opinión si no está expresamente solicitada
  • No manifiesto mi ambición en el trabajo.
  • Trato de evitar situaciones de conflicto.
  • Prefiero no incluirme en las discusiones en las que siento que debo luchar para hacerme valer o levantar la voz para que se me escuche.

 

Además de los estereotipo, es importante reconocer las correlaciones peligrosas. Por correlaciones peligrosas entendemos una relación recíproca entre dos o más elementos, acciones o fenómenos:

  1. Competencia y calidez humana. Algunos estudios realizados por Susan Fiske y Peter Glick[1] handescubierto que formamos nuestras opiniones basadas en las dos dimensiones de competencia y calidez humana que tendemos a ver en contraposiciones (correlación negativa) incluso si no lo son.
    En otras palabras, pensamos que si poseemos uno, probablemente no tengamos el otro. Dado que a las mujeres se les atribuye calor humano y habilidades emocionales (como la empatía, la capacidad de escucha, habilidades de comunicación, entre otros), se les atribuye menos competencias en otros ámbitos más técnicos (como habilidades estratégicas, de mando, de liderazgo, de decisión, etc.) . Así, que no te confundas, puedes ser un espléndido y cálido ser humano y tener competencias de mando, dirección, estrategia y de otras muchísimas cosas, que te hacen la profesional que eres.
  2. Presencia física e inteligencia. El aspecto físico de ambos géneros se correlaciona positivamente con la carrera y el salario. Este estereotipo se conoce como “lo que es bello es bueno” (correlación positiva). Sin embargo, existe una anomalía que afecta a las mujeres atractivas que aspiran a empleos masculinos tradicionales. La situación se invierte de forma negativa (correlación negativa) para ellas  que se consideran menos adecuadas para el rol, puesto que se relaciona el atractivo femenino con aspectos negativos.

 

 

 

Algunos tips para  luchar contra los estereotipos con firmeza:

  •  Dale un giro a la conversación para dejar en claro que no te gustó el comentario, que te sientes incómoda y no comparte lo que tu interlocutor dijo.
  • Reformula el comentario para revelar que está basado en un prejuicio. Por ejemplo, si alguien dice: «para esta posición buscamos a un hombre porque necesitamos a alguien que pueda  viajar», puede responder: «parece que está diciendo que las mujeres no están disponibles para moverse: ¿eso es lo que quería decir?» En este punto el interlocutor debe posicionarse. Usualmente rectifica.
  • Pregunta «¿En serio?» o «¿Realmente crees eso»? una forma amable de hacerle entender que no estás de acuerdo con lo que está diciendo.

 

 

Durante los procesos de coaching que realizo con mujeres profesionales con diferentes cargos y experiencias, siempre me he encontrado con estereotipos de género que  atañen tanto a la vida tanto profesional como la vida privada de la mujer.

Estos estereotipos muchas veces, son invisibles y son enemigos de las mujeres porque minan su fuerza, poder y estabilidad emocional, sin que una se dé cuenta, hasta cuando es demasiado tarde.

Es difícil luchar contra un enemigo invisible, así que procuro que las mujeres se den cuenta de los estereotipos que las están afectando.Es decir procuro que estos enemigos invisibles, aparezcan y sean bien reconocibles.

Trabajar con estos estereotipos permite abrir la perspectiva y visibilizar  creencias ocultas que limitan a las mujeres en sus vidas diarias. Desenmascarar estereotipos de género quita  carga y un estéril sentido de culpabilidad en las mujeres. Cómo hemos dicho, los estereotipos se resisten a desaparecer. Así que para que desaparezcan situaciones de desigualdad de trato como las que surgen cuando aparece un estereotipo de género, solo tenemos la opción de tomar conciencia.

¿Cómo? A través del coaching de género, es decir de un  proceso que genera conciencia, que permite sentir, pensar y actuar con coherencia.

Un proceso que :

  • libera del miedo,
  • de las inseguridades,
  • de los estereotipos
  •  apoya a tomar decisiones que tengan sentido para tu vida, que proporcionen dignidad, poder y libertad.

 

Si quieres desenmascarar y poner cara a los estereotipos que te hacen sufrir,  estaré encantada de trabajar contigo y apoyarte a posicionarte con fuerza en el lugar que te corresponde, sea cual sea este lugar.  

Llámame y estaré en encantada de tomarme un café contigo para que me cuentes tu historia.

Aquí puedes encontrar un recurso: un video interesante y divertido  sobre estereotipos que te permitirá ver que los estereotipos están por todas partes : «Revelando estereotipos que no nos representan» | Yolanda Domínguez | TEDxMadrid

 

Paola Pozzi

Coach Sistémica y dinámizadora del talento femenino 

 

[1] Estudio en Inglés “Universal dimensión of social cognition : warmth and competence” https://fidelum.com/wp-content/uploads/2013/10/Warmth-Competence-2007.pdf

Bibliografía consultada:

  • Il Talento delle donne, Robotti Odile, Sperling e Kupfer, 2013
  • El reflejo de la desigualdad social de género en las organizaciones, Martí Gual Ana, Catedratica en la Univerdad Jaume I de Castelló, articúlo. 2009

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
Hola ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by