Paola Pozzi | Coaching Sistémico | Conciliación, corresponsabilidad y negociaciones ¿parejas igualitarias?
5213
post-template-default,single,single-post,postid-5213,single-format-standard,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,wc-shortcodes-font-awesome-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Conciliación, corresponsabilidad y negociaciones ¿parejas igualitarias?

¿Vivimos en una Sociedad con Parejas Igualitarias? Cada vez es más común que en una pareja se repartan las tareas y el cuidado de familiares de manera igualitaria. La Corresponsabilidad en cuanto a las responsabilidades en el seno familiar está calando socialmente gracias a la educación y concienciación de todos los miembros de la Sociedad, tanto de mujeres como de hombre.

Según un Estudio realizado por Teresa Jurado Guerrero, Directora del Departamento de Sociología II de la UNED, en 2014 el 60% de las parejas adultas jóvenes heterosexuales con un hijo entre cero y tres años eran parejas de dos ingresos, en las que la madre y el padre están empleados. Este dato es llamativo, porque tradicionalmente con un niño de esa corta edad, muchas mujeres interrumpían o abandonaban sus empleos. Las pautas de participación laboral de una gran parte de las mujeres, sobre todo de aquellas con mayores niveles educativos, varían muy poco cuando se convierten en madres.[1]

 

 

Parejas Igualitarias en la Corresponsabilidad

Las nuevas generaciones consideran la maternidad compatible con el empleo y que las diferencias de género son mínimas. Efectivamente, las expectativas vitales de las generaciones de adultos jóvenes en edad fértil, que nacieron entre las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado, han cambiado. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas un 77% de las personas de entre 25 y 44 años afirmaba que su forma familiar ideal es la “familia en la que los dos miembros de la pareja tienen un trabajo remunerado con parecida dedicación y ambos se reparten las tareas del hogar y el cuidado de los hijos/as, si los hay” (CIS, 2012).[2]

Sin embargo entre lo ideal y la realidad pasan muchas cosas. Vamos por partes.

Para lograr una sociedad realmente igualitaria, es necesario optar por un modelo de conciliación que consiste en conseguir una conciliación del empleo y el trabajo no remunerado. De este modo, se crea una pareja en la que ambos son por un lado, sustentadores, sosteniendo a la familia con sus ingresos y, por otro lado, cuidadores de los miembros de la familia y responsables de las obligaciones del hogar por igual.

Este modelo igualitario requiere importantes cambios estructurales y sociales.

 

 

¿Estamos preparados para estos cambios sociales?

Para lograr estos cambios y que la corresponsabilidad sea efectiva, es imprescindible el cambio en tres niveles:

  • Políticas públicas
  • Organización de las Empresas
  • Familiar

A pesar de que existan parejas que concilian de forma igualitaria esta situación no se da en la mayoría de ellas. Existen algunos aspectos que van en contra de la decisión de la pareja de gestionar sus relaciones de forma igualitaria. Una pareja tiene que enfrentarse con muchos estereotipos de género, falta de referentes externos, anticuadas expectativas sociales de género sobre cómo hay que manejar la relación de pareja y la relación con los hijos. Además, deben luchar contra sus propias ideas y formas de hacer patriarcales que han ido adquiriendo en sus respectivos procesos de socialización.

Por tanto, estas parejas diferentes e innovadoras, no lo tienen nada fácil en una sociedad patriarcal donde existen multitud de trabas. Una sociedad en la que las políticas empresariales y públicas ponen limitaciones a la creación de parejas igualitarias y conciliadoras en la gestión de los cuidados.

 

 

Para cuidar por igual, los permisos deberían ser iguales

Una de las tareas que más iguala en el seno de una pareja es la responsabilidad en el cuidado de menores, mayores o enfermos. Para obtener esta igualdad, los permisos parentales deberían reformarse. La situación perfecta consistiría en que fuesen de igual duración para hombres y mujeres, intransferibles y remunerados al cien por cien.

De este modo, considero que son las propias políticas públicas las que mantienen intacto un sistema que se basa en roles tradiciones de una mujer que cuida y de un hombre que se encarga de mantener la familia. Por consiguiente, a mujer sacrifica su carrera y el hombre sigue sin grandes problemas su camino profesional de una forma lineal.

El actual sistema de permisos parentales español asigna el cuidado a las mujeres. Esto influye directamente a las mujeres cuando se convierten en madres y no favorece en absoluto a la corresponsabilidad, sino que redunda en el reparto desigual y  tradicional de roles en la pareja.

Probablemente la sociedad española no está preparada todavía para la corresponsabilidad. La conciliación de la vida personal y profesional de una mujer se convierte en un tema de continuo debate dentro de la relación de pareja.

 

 

Si la política, las empresas y la misma estructura social patriarcal no apuestan para una pareja realmente igualitaria ¿es posible crear una nueva tipología de pareja que elija negociar tiempos y espacios saliendo de estereotipos milenarios fuertemente frustrantes? Personalmente, creo que sí, todavía hay esperanza, cada vez más, por un lado hay hombres concienciados con la igualdad y, por el otro lado, hay más mujeres disponibles a negociar una nueva forma de estar dentro de la pareja.

Se trata, en definitiva, de tomar conciencia de la situación de desigualdad y adoptar nuevas posiciones dentro de la relación. Consiste en darse el permiso de gestionar nuevos tiempos y nuevos espacios desde la convicción que los dos miembros de la pareja tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones. Esto es lo que se llama una relación de pareja igualitaria y corresponsables.

¿Cuánto tendremos que esperar para verlo?

No creo la corresponsabilidad sea algo inminente. No obstante, si consideras que en tu pareja debería existir una relación más igualitaria o deseas poner en marcha prácticas para conciliar puedes contactar conmigo. Podemos trabajar para lograr tus objetivos de conseguir un entorno familiar igualitario.

Paola Pozzi

Coach Sistémica 

[1] 15 Sep, 2015 – Jurado Guerrero Teresa Sin conciliación masculina no desaparecerá la penalización por maternidad (I)

[2] CIS (2012): Conocimiento sobre la realidad sociopolítica y económica. Estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas, nº 2973, diciembre (http://www.analisis.cis.es/cisdb.jsp).

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
Hola ¿en qué puedo ayudarte?
Powered by