Paola Pozzi | Coaching Sistémico | La importancia del propósito
2431
post-template-default,single,single-post,postid-2431,single-format-standard,tribe-no-js,tribe-bar-is-disabled,wc-shortcodes-font-awesome-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La importancia del propósito

“Nuestras almas no tienen hambre de fama, comodidad, riqueza o poder. Esos incentivos crean casi tantos problemas como los que resuelven. Nuestras almas tienen hambre de significado, del sentido de que hemos descubierto la manera de vivir, que hará que nuestras vidas importen, de tal manera que el mundo sea un poco mejor como consecuencia de nuestro paso por él”
Harold Kushner

¿Estás emprendiendo una actividad y te preguntas para qué haces lo qué haces? o quizás ¿sientes un impulso a emprender y no sabe bien de donde viene?

Trabajo con emprendedor@s y muchos de ellos no saben la importancia de la misión/el propósito de su emprendimiento. A veces, no es fácil identificarla y la misión se queda algo abstracta y demasiado espiritual, ¡vamos!, parece pegar poco con los negocios y el emprender.

Yo creo que la misión es algo vital a la hora de definir tu negocio/actividad y, trabajar en ella, no es tiempo perdido, ¡te lo puedo asegurar!.

Para explicar este concepto del propósito/misión voy a utilizar un par de metáforas que quizás llegan más directo que muchas explicaciones técnicas.

Podemos considerar la Vida como una espiral de cambios, una curva natural constante hacía el propósito (el sentido de la vida). El propósito es algo que evoluciona durante el tiempo, los años y las experiencias.
Plantearnos preguntas hace parte del camino natural de la búsqueda de un propósito de cada ser humano.

El coaching ayuda a encontrar tu proposito vital

Podemos utilizar la metáfora de la espiral para dibujar el propósito.

La espiral proyecta una imagen de continuidad que se enrolla en un plano alrededor de un centro, cada uno posee un centro básico de orientación que ofrece un patrón creciente de desarrollo. Un ejemplo de espiral, presente en la naturaleza, es la concha de un nautilo.
Inicialmente el nautilo (en la imagen) ocupa solo una pequeña cámara en el centro de la espiral. A partir de su centro, el nautilo va – a medida que pasa el tiempo – añadiendo nuevas cámaras durante toda su vida. El nautilo necesita espacio para crecer y expandirse.

Piensa a tu vida como si fuese un nautilo con muchas cámaras detrás y otras muchas por adelante por añadir.

Cada camera tiene una apertura y un canal que la conecta con la cámara anterior. El nautilo nos sirve como patrón natural para descubrir nuestro propósito en el mundo actual.
A igual que nosotros evolucionamos a través de diferentes fases de la vida, también el propósito evoluciona. Las viejas cámaras están ya atestada y falta especio para estirarse y respirar.

Las personas, los lugares, los propósitos se van quedando pequeños y nos movemos hacía nuevas cámaras para ir abriendo camino y dejando que lo nuevo pueda emerger. Avanzamos hacía más sabiduría y más madurez.
La vida es una búsqueda, una serie de preguntas a las que procuramos encontrar respuestas.
Si miras las cosas de adelante por atrás con perspectiva (retrospectivas) notas como las inquietudes y las preguntas de antes te han llevado hasta aquí adonde estás ahora.
Cada transición, a una nueva cámara del propósito, va acompañada de una crisis de incertidumbre en el cual nos estamos organizando alrededor de un nuevo interrogante central. Cada cámara es importante para nuestro crecimiento futuro.

Annie Marquier  (experta y estudiosa de la consciencia humana) como bien comenta en su famoso libro “El poder de elegir”, afirma que, cada persona que viene a este mundo se propone dos tareas a realizar:
– tarea personal: es decir, trabajar sobre su personalidad
– tarea de contribución: lo que puede aportar de positivo al mundo desde lo que ya ha aprendido y avanzado.
Esta contribución se puede realizar a través de muchas maneras, y una de ellas es la del trabajo, de la propia profesión aunque no es la única.

Podemos satisfacer el sentido del propósito también a través de la familia u otros ámbitos de aportación.

Asimismo, el propósito es un aspecto muy importante a la hora de emprender una actividad o un negocio, porque la fuerza del propósito nos revitaliza e impulsa hacía la realización de nuestro proyecto. Sin él, falta energía, falta empuje.
Dicho en palabras muy sencillas, el propósito o misión, responde a la pregunta ¿Para qué hacemos las cosas que hacemos? ¿Cuál es el sentido último de crear mi actividad y ofrecer mis servicios? ¿Qué me impulsa? ¿Qué me mueve?
La misión, tiene también que ver con tus dones y talentos, con tus experiencias vitales y profesionales de las cuales has aprendido y con las cuales has crecido como profesional y como ser humano. Además, tiene que ver con tus pasiones más profundas, las que para ti tienen un valor primario e irrenunciable.

Quizás te habrás preguntado alguna vez ¿Dónde voy a utilizar mis talentos? ¿Qué es lo que más me ilusiona hacer? ¿En qué brillo y puedo aportar a los demás?
Estas preguntas nos acercan a nuestra misión en la vida y a la aportación que hemos venido a ofrecer a este mundo.
Para aprovechar nuestros dones en el mundo real y desde allí, aportar nuestro granito de arena, tenemos que pensar en las necesidades que más nos conmueven en nuestra organización, familia, comunidad, vida o sociedad en general y analizar los temas, intereses que nos apasionan. (“Flow” de Mihalyi Csikzentmihalyi)

¿Cuáles son las necesidades de los seres humanos, de tu familia, de tu vecindario, de tu comunidad, de tu organización espiritual, que más te conmueven y donde podrías aportar algo?
Si comenzaras una actividad/negocio con el fin de paliar a una necesidad ¿Qué negocio sería? ¿Qué necesidades satisfaría con tus servicios/productos?
La misión o propósito es un acto muy espiritual porque nos conecta con el sentido de la vida y de las cosas, sin embargo también, eso es un tema sumamente práctico porque permite dirigir nuestras energías y aprendizajes hacia un sentido de aportación a la comunidad a la cual pertenecemos.

Y ¿tu? ¿qué tal vive tu propósito empresarial?

 Paola Pozzi

Coaching and Systemic Consulting

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
×
Hola ¿en qué puedo ayudarte?